12 de octubre

El 12 de octubre de 1492 Colón descubrió América.

En esa frase tan simple se resume todo. Así fue como a mí me la enseñaron en el colegio. Colón descubrió América. Luego aprendí que no fue él solito, que llevaba consigo tres carabelas, La Pinta, La Niña y La Santa María. Después me enteré de que una de ellas, ahora no recuerdo cuál, ni siquiera era una carabela era… ¿una nao? No sé, no entiendo mucho (que a veces es sinónimo de nada) sobre barcos.

Más adelante supe que si no llega a ser por la reina Isabel, no habría habido expedición a las Indias que resultaron ser las Américas. Aunque yo creo que tarde o temprano la cosa habría caído por su propio peso y que más pronto que tarde se habría descubierto ese nuevo mundo. Que no era nuevo porque ya existía. Pero parece que si los europeos no conocemos algo significa que no existe.

Y no, América existía antes de que Europa lo supiera.

El día 12 de octubre de 1492 ellos descubrieron que eran indios, que vivían en América, que debían obediencia a un rey y a una reina de otro mundo y a un dios de otro cielo…

12 de octubre

Yo soy española. Me gusta mi país. Bueno, a veces no tanto, hay cosas que cambiaría. Muchas…

12 de octubre, ¿día de la hispanidad?

Pero sí, soy española y me enorgullezco de serlo. Pero no me gusta celebrar el 12 de octubre como día de la hispanidad.

No sé qué narices estamos celebrando: ¿que hace más de cinco siglos se aniquiló a gran parte de la población con armas y enfermedades contra las que no estaban protegidos? ¿que arruinamos su forma de vida, sus costumbres y se les obligó a profesar una religión que les era ajena y cuyo máximo orgullo entonces era la Inquisición?  ¿qué les esclavizamos y explotamos sus tierras para traer los beneficios a “la madre patria”?

No lo entiendo. Ni siquiera sé porqué hablo en primera persona cuando en absoluto me siento identificada con lo que se hizo en nombre del rey, de la patria y de dios.

Tampoco llego a comprender qué pintan las fuerzas armadas y el famoso desfile en todo esto. Bueno, sí, lo comprendo. Y me gusta menos aún. O igual de poco, no lo sé.

Ser español

Yo, lo siento, pero para mí ser español es otra cosa. No pasa en absoluto por un desfile militar que me espanta y que lleva varias semanas llenándonos el centro de Madrid de ruidos insoportables de las avionetas entrenando no vaya a ser que se estrellen el día del desfile por falta de práctica. Mucho mejor que lo hagan un día hábil normal con Madrid lleno de trabajadores, estudiantes y turistas, dónde va a parar.

Para mí ser español se resume en esta publicación de una persona a la que no conozco pero que me llegó al alma hace un año. Podéis ver la publicación original pinchando en la miniatura, pero como suscribo totalmete sus palabras, las voy a transcribir aquí:

Ser español es arder cuando arde Doñana o temblar cuando tembló Lorca; es sentarte a escuchar historias de meigas en Galicia y llegar a creértelas; es ir a Valencia y no sentir rabia por leer un cartel en valenciano, sino que te agrade poder llegar a entenderlo y es presumir de que las Canarias nada tienen que envidiarle al Caribe.
Sentirse español es sufrir por no haber podido vivir la movida madrileña, enamorarte del mar al oír Mediterráneo de Serrat, es pedirle borracha a tu amiga catalana que te enseñe a bailar sardanas, querer ir a Albacete para comprobar si su feria es mejor que la de Málaga y sorprenderte al ver lo bonita que es Ceuta.
Para mí ser español es presumir de que en Andalucía tenemos playa, nieve y desierto; sentir casi mérito mío que un alicantino esté tan cerca de un Nobel, pedirle a un asturiano que me enseñe a escanciar la sidra y morirme de amor viendo las playas del País Vasco en Juego de Tronos.

También es española la cervecita de las 13.00, el orujo gallego, la siesta, el calimotxo, la paella, la tarta de Santiago, las croquetas de tu abuela y la tortilla de patatas. Lo son las ganas de mostrarle lo mejor de tu ciudad al que viene de fuera y que tú le preguntes por la suya; es hacerte amiga de un vasco y pedirle que te enseñe los números en euskera, por si pronto vuelves a por 2 ó 3 pintxos; es enorgullecerte de ser el país ejemplo a nivel mundial en trasplantes, de formar parte de la tierra de las mil culturas y de ser los del buen humor.

No hay nada más español que se te pongan los vellos de punta con una saeta o con una copla bien cantá, atardecer en las playas de Cádiz, descubrir casi sin querer calas paradisiacas en Mallorca, hacer el camino de Santiago en septiembre maldiciendo el frío o que Salamanca y Segovia te enseñen que no hay que ser grande para ser preciosa.

Así que, acho, picha, miarma, perla, tronco, tete, mi niño… eso es ser español, lo otro es política. Pero si de política quieres impregnar este concepto, también te vuelvo a decir que te equivocas: porque ser español no es desear que le partan la cara a nadie, es sufrir la situación de paro de tu vecino o el desahucio que has visto en la tele; ser español no es oprimir el SÍ o el NO de toda una comunidad autónoma, es indignarte cuando nos llaman gilipollas con cada nuevo caso de corrupción; ser un buen español es querer que en tu país no haya pobreza, ni incultura, ni enfermos atendidos en pasillos del hospital y, joder, querer quedarte aquí para trabajar y aportar todo lo que, durante tanto tiempo, precisamente aquí has aprendido.

Y más, siempre más

Y más: ser español no es pintarte una bandera en la cara ni cantar canciones absurdas haciendo coros a la selección de fútbol. Ser español es pagar aquí tus impuestos. Todos los que corresponden porque sin ellos todo eso que exigimos, la sanidad, la educación, las carreteras en condiciones, las ayudas cuando las necesitamos… todo eso no existe gracias a los españoles de pro que evaden capitales o los domicilian en paraísos fiscales, pero que luego llevan pines o pulseras con banderitas.

Pues no, yo hoy estoy de fiesta, pero no celebro el día de la hispanidad. Celebro cada día que soy española a mi manera.

firma Verónica muchomasquemamas

 

Un comentario sobre “12 de octubre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte + doce =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.