Deporte es más que fútbol

El mucho más que hijo mayor parecía, de bebé, un niño torpón. Uno de esos niños que hablan temprano, pero se tropiezan con las rayas del suelo. Un niño de los que razonan y lo verbalizan desde el principio, pero que no trepan por los columpios del parque.

Para mi alivio, jamás le atrajeron los balones. A mí es que los deportes de balón (y el fútbol como máximo exponente) me dan urticaria. Por suerte, el muchomásquepapá tampoco es muy futbolero. Porque, a ver, yo me he criado en una familia en la que a todos les gustaba el fútbol. A todos. Y en todos incluyo a mi madre. Encontrar a una mujer que le guste el fútbol hoy es relativamente fácil. Encontrar a una mujer de la edad de mi madre a quien le guste el fútbol es raro. Pero si, además, hablamos de una mujer que ve fútbol y sabe de fútbol… A mi padre también le gusta. Y a mi hermana.

Con lo que yo estaba en franca minoría en casa. No sabéis la de veces que me quedé sin ver mi serie favorita porque los miércoles había fútbol… Porque esa es otra: en mi casa sólo había una tele y había que consensuar lo que se veía. Y como yo era minoría, el consenso no existía. Es lo que se llama la tiranía de las mayorías, pero eso es tema para otro día.

El caso es que, para mi alivio, conocí a un hombre al que le da un poco igual el fútbol (yo creo que por eso me enamoré de él 🙂 ) y tuve un hijo al que, aún hoy, casi 13 años después, los balones no le llaman.

Y, eso, que parecía que iba a ser un niño torpe, poco deportista a pesar de su cuerpo atlético y con poca atracción por los deportes en general. Hasta que, un día, descubrió su aficción.

El deporte es más que fútbol

Y se enganchó a un deporte en el que los niños son minoría.

Porque el muchomásquehijo mayor hace patinaje. El muchomásquehijo lleva el pelo largo y hace patinaje. Es un niño especial, mucho. En todos los sentidos. Y lo viene demostrando desde siempre. Y lo sigue demostrando cada día, pero eso es tema para otra conversación.

deporte es más que fútbol

Hoy quería hablar de deporte. Porque ya veis que el deporte es más que fútbol. Mucho más. Hay muchas opciones para elegir. Lo que pasa es que no siempre se les da la importancia que merecen. Desde bien pequeños los niños están tan presionados por todos los lados, muchas veces de manera inconsciente, pero otras no, que al final el raro es aquel a quien no le gusta el fútbol. Yo me he sentido un poco así toda la vida; imagino que siendo niño es aún peor.

Y luego está el otro problema.

En nuestro caso, practicar el deporte que ha elegido mi hijo es complicado. Por decirlo así, de manera suave: en nuestro pueblo no tenemos instalaciones públicas. Al menos no instalaciones públicas adecuadas. Entrenan al aire libre, ¡qué bonito y qué sano!

Sí, salvo cuando en invierno, están a 0ºC. O cuando, en verano, se superan los 30. Vivimos en Madrid y tenemos este clima extremo. Si llueve, se suspende el entrenamiento. Y esta primavera, bien lo sabéis, ha llovido mucho.

A ver, que no hablamos de deportistas profesionales, pero hablamos de niños con ilusión. El muchomásquehijo se levanta los días de entrenamiento feliz, pensando que va a patinar por la tarde. Pero si llueve…

¿Por qué no todos los deportes gozan del mismo tratamiento por parte de las autoridades? Que tampoco estoy pidiendo subvenciones. Nada más que los ayuntamientos se impliquen un poco para promocionar todos los deportes, también los minoritarios.

O al menos para facilitar que quien quiera pueda practicarlos sin que tengamos que luchar a capa y espada. Que ya bastante complicada es la logística familiar, las equipaciones de estos deportes no tan mayoritarios (que tenemos que comprar a veces en el extranjero, aunque no os lo podáis creer) como para, además, tener que depender de algo como si llueve o no para salir a practicar deporte, ¿en qué siglo vivimos?

¿Queréis leer la experiencia de otra muchomásquemamá sobre el fútbol?

La de Amalia es totalmente difernte. Os la cuenta aquí.

Para no alargarme más, otro día hablaré un poco más en primera persona sobre las presiones que podemos desarrollar sobre los niños que practican deporte.

De momento, disfrutad de la semana.

Firma Verónica-muchomasquemamas

3 comentarios sobre “Deporte es más que fútbol

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 + dieciseis =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.