Desayunos saludables {y fáciles}

Seguro que necesitáis ideas de desayunos saludables. Pues allá vamos.

Yo no sé vosotros, pero a mí una de las cosas que más me ha costado siempre, pero siempre siempre desde que tengo memoria, es el desayuno. Yo me levanto, me desperezo, pongo una lavadora, hago la comida, recojo un poco. Y cuando ya ha pasado mínimo una hora, voy pensando en desayunar. Entonces preparo lo primero zumos de naranja para toda la familia. Bueno, vamos a ver, lo preparo yo o se lo mando al muchomásquepapá, que tampoco me voy a apuntar yo todos los tantos 😛

Y luego, ¿qué? Tostada con aceite, café con leche. Eso es si pongo el piloto automático. Pero, como en todo, es mejor no dejarnos llevar por la rutina e introducir nuevos alimentos y nuevas formas de consumirlos.

La importancia del desayuno

Tengamos en cuenta la importancia del desayuno. La propia palabra lo indica: “des-ayuno”, deshacer el ayuno nocturno. El desayuno es la primera comida del día. No debemos, por tanto, restarle importancia y solucionarlo con un “café bebido” como dice mucha gente.

Que yo, todo sea dicho, no entiendo eso del café bebido, ¡pues claro!, ¿cómo va a ser un café si no? ¡Pues bebido! En fin, que entiendo que se refieren a desayunar un café sin más. Pero la expresión es un poco…

Yo os voy a confesar una cosa: no desayuno en casa antes de ir a trabajar. Como os he dicho al principio, necesito un poco de actividad en mi cuerpo antes de desayunar. Y yo me levanto muy temprano. Mucho. A una hora casi indecente. Me visto y me echo a la calle. Sin desayunar. Pero el desayuno va conmigo en mi bolso y en cuanto llego al trabajo y hago las primeras labores de la mañana, abro mi merendera y ¡a desayunar!

Pero los fines de semana son otro cantar. Esos días sí que el rato del desayuno es sagrado. Nosotros desayunamos en familia, los cuatro juntos alrededor de la mesa.

Desayunos saludables, ¿qué podemos comer en el desayuno?

Yo no soy nutricionista, vaya esto por delante. Sólo soy una muchomásquemamá que se interesa mucho por lo que comen los muchomásquehijos. Pero creo que los desayunos saludables tienen que darnos energía suficiente para llegar al medio día sin desfallecer y, además, aportar nutrientes esenciales como las vitaminas, los minerales y la fibra.

Entonces, ¿qué debemos incluir sí o sí en los desayunos saludables?
  • Frutas u otros vegetales.
    Generamente siempre hablamos de frutas, creo que porque su sabor dulce parece que nos encaja más en nuestro concepto de desayuno. Y está muy bien incluir furtas o zumos de frutas.
    Pero al muchomásquehijo mayor le encanta, sobre todo en verano, acompañar su desayuno de un tomate y un pepino picados… Él es así de raro, qué le vamos a hacer. Pero si ese es su capricho, ¡ensalada de tomate para desayunar!
    Que nuestras ideas preconcebidas no os limiten a la hora de desayunar. Si en vez de zumo de naranja, os apetece una zanahoria, ¡adeante!
  • Fibra: cereales integrales.
    Puedes obtener fibra de muchas fuentes, además de los cereales, pero estos nos aportan también la energía que necesitamos a estas horas. Si eres de tostada, como yo, procura que el pan sea integral.
    La granola es una mezcla de cereales súper saludable que complementará a la perfección tus desayunos.
    Ojo con los panes comerciales, sobre todo con los de molde: tienen un montón de ingredientes que de saludables tienen poco. Mejor usar pan del día (o del día anterior: si vas a hacer tostadas no se nota) o ya para nota, pan casero.
  • Lácteos u otras bebidas.
    El tema de los lácteos es bien controvertido. Lo cierto es que es un clásico en los desayunos y que yo no soy capaz de sustraerme del café independientemente de qué otros alimentos incluya en mi desayuno.
    Si eres de los que, por temas de alergias o intolerancias, o por cuestiones de ética o cualquier otra consideración, prefieres no consumir lácteos, hay alternativas saludables muy ricas como la horchata u otras bebidas vegetales.
  • Frutos secos.
    Aportan energía, vitalidad, minerales y grasas de las buenas, ¡qué más quieres!
    Puedes usarlo como acompañamiento de las tostadas, de la granola o incluirlos en la elaboración de tus panes.

A partir de ahí, como yo no soy nutricionista, ¡imaginación al poder!

Ideas para desayunar:

Aquí os dejo unas cuantas ideas de cosas ricas que podéis incluir en vuestros desayunos saludables a partir de hoy mismo. O de mañana si hoy ya habéis roto vuestro ayuno nocturno:

Además, descárgate gratis este archivo con un montón de ideas saludables y originales para desayunar. Otro imprimible gratuito de #muchomásquemamás.

desayunos saludables

¿Necesitas ideas para las meriendas? En Mucho más que mamás también te ayudamos con eso. Mira aquí.

Por cierto, os voy avisando ya: la semana que viene es semana santa, no estoy nada segura de si el viernes voy a poder acudir a mi cita semanal con vosotros. Es que tenemos un campeonato de patinaje con el muchomásquehijo y ya aprovecharemos a pasar unos días fuera, ¡cómo necesito ya sol y vacaciones!

firma Verónica muchomasquemamas

Un comentario sobre “Desayunos saludables {y fáciles}

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 + nueve =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.