Día del maestro, ¡gracias profe!

Hoy se celebra el día del maestro. Desde mucho más que mamás, conscientes de la importancia de los profes, queremos rendirles un homenaje.

Día del maestro

¿Quién no recuerda a alguno de sus profesores de la infancia?

Yo recuerdo con mucho cariño a mi primera profesora de educación infantil. Bueno, antes lo llamábamos parvulitos, que una tiene una edad. O tal vez la señorita Teo fue mi profe de primero de EGB, no lo rercuedo con precisión, pero sí que me acuerdo de ella y hasta tengo su imagen, su pelo largo y moreno, sus gafas redondas y su cara simpática grabadas en mi memoria.

día del maestro

La señorita Teo no tenía edad. Yo sí, yo tenía 4 o 5 años y recuerdo que fue ella quien me enseñó a leer. Pocas enseñanzas hay en la edad infantil tan importantes como  aprender a leer: la lectura te abre un mundo de posibilidades y yo fui consciente desde el primer momento. La señorita Teo me enseñó a leer con un cariño; recuerdo que todo era como un juego y yo adoraba ir al colegio a aprender gracias a ella. Eso no ocurrió después con demasiada frecuencia porque aprender siempre me ha gustado, pero ir al cole no tanto y no siempre. Y eso, que una niña de 5 años fuera feliz al cole y que treinta y tantos años después una mujer recuerde a su primera profesora con tanto cariño, es mérito solamente de la señorita Teo.

 

Yo he de decir que siempre he sido una niña bastante movida en clase, pero, como Verónica, recuerdo especialmente a mi profe de parvulitos. 4 años tenía yo y, sí, yo también tengo mis años y ya ha llovido desde entonces. Un trabajo el que tenían conmigo mis maestros porque no paraba de hablar en clase, por eso recuerdo con especial cariño a Angelines (que así se llamaba). Con su paciencia, su cariño y su dulce voz conseguía mantener mi atención. Hubo otros que también recuerdo, no con mucho cariño, todo sea dicho, pero de los que también aprendí mucho.

GRACIAS por hacer que, nuestros hijos, sean cada día mejores personas.

Una gran labor la que hacen cada día en las aulas. Maestra de carrera, aunque no de profesión, alabo a diario el gran trabajo que hacen con mis hijos. Y hoy, día del maestro, especialmente, agradezco a todos y cada uno de ellos todo lo que les han enseñado. Con sus actos y sus palabras les están ayudando a crecer como personas.

No debemos, eso sí, olvidar que la labor de los maestros termina cuando finalizan sus clases. El resto es trabajo de los padres. Seamos responsables con la educación de nuestros hijos como lo son los maestros dentro del aula.

firma Verónica muchomasquemamas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × 5 =