Hoy comemos fuera. ¿Saldrá bien?

Llega el fin de semana. Quedáis con los amigos. Todos con niños, claro, porque ya estamos en esas edades. Y tiemblas… Hoy comemos fuera. ¿Saldrá bien? Y te lo preguntas porque sabes que el restaurante de tus sueños no existe.

Sueñas con poder ir a comer con tu amiga a la que hace tiempo que no ves. Tenéis mucho que contaros. A vuestras parejas les ocurre lo mismo. Y están ellos. Los niños. Con distintas edades pero con la suficiente para dar guerra si se lo proponen… y vaya si lo hacen.

Y piensas en el restaurante ideal. Ese que te entretiene a los niños cuando terminan de comer, independientemente de la edad que tengan. Que tenga juegos y actividades para todos los gustos. Con sala de lectura, de videojuegos y de juegos de mesa. Con monitores para los más pequeños. Y con un graaaan parque de bolas, ¿por qué no? Ese restaurante… casualmente no existe; y si existe no está en tu ciudad. O tiene un menú que no te convence nada de nada… ¡Vaya, qué casualidad!

Pero tranquila, porque has dado con él. Sí, aunque no lo creas. Y es mucho más guay de lo que puedas pensar. Porque no te va a costar ni un euro más de lo que pagues por tu menú.

Hoy comemos fuera: sólo necesitas papel y boli.

 

 

¿Te suena?  ¿Cuántas palabras nuevas has aprendido con este juego? ¿Has sorprendido a tus contrincantes con palabras para ellos desconocidas? ¿Cuántas veces recuerdas haber jugado al Ahorcado de niño? Tantas que seguro que no lo recuerdas.

Funciona, comprobado 😉

Hace unos días las muchomásquemamás nos juntamos con las familias para un par de comidas.

El primer día el restaurante al que fuimos tenía manteles de papel, por lo que solo hizo falta pedir al camarero un par de bolis y pasaron la noche jugando entre ellos. No teníamos niños, salvo para preguntar alguna duda sobre las palabras. Así que nos dio tiempo a ponernos al día.

Al día siguiente metí en el bolso una libreta y un par de bolígrafos. Casi ni miraron ni el menú. Fue sentarse y pedirnos papel para jugar. Aquí ya hubo piques y las muchomásquemamás echamos una guerra a los muchomásquehijos mayores. Y es que no hay nada como compartir estos ratos con ellos. Aprendemos juntos y nos divertimos un montón. Así que si tus hijos ya saben leer y escribir lleva siempre un trozo de papel en el bolso y algo para escribir y os aseguro que vuestras salidas en familia a comer fuera no volverán a ser lo mismo.

¿Y vosotros, qué trucos empleáis cuando salís a comer fuera de casa con los peques? ¿Nos las contáis?

¡¡Queremos leeros!! Así que esperamos toooodas vuestras ideas.

Nos encanta teneros al otro lado.

 

firma

 

 

 

Un comentario sobre “Hoy comemos fuera. ¿Saldrá bien?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete − 1 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.