¿Nos vamos de picnic? Ideas para comer al aire libre

ideas comer picnic

Comienza la temporada de picnic. Llega la primavera, sale el sol. Todos tenemos ganas ya de echarnos a la calle, de estar fuera, de sentir el aire en nuestra piel.

Los primeros días soleados de la primavera tras el largo invierno invitan, más que nunca, a echar en la tartera unos filetes empanados, llenar una nevera con fruta y bebida fresquita, coger una manta e irnos a comer al campo.

No hace falta ir muy lejos. Podemos hacer una excursión a algún paraje que nos quede cerca de casa. Tal vez, incluso ir andando y aprovechar para caminar un poco o hacer una excursión en bici.

Pero bueno, tampoco tenemos que venirnos arriba. Que no pasa nada por coger el coche un ratito, meter en el maletero los bártulos con los que cargamos desde el nacimiento del primer muchomásquehijo y encontrar un sitio para pasar el día tumbados a la bartola. Además, en el coche siempre llevas un balón para darle unas patadas, el frisbee y algún juguete más para entretener a los pequeños.

Porque no sé a vosotros, pero a mí me hace falta poco más que la manta, una chaqueta que me haga las veces de almohada y un libro para ser feliz en el campo en primavera.

Aunque reconozco que hasta hace bien poquito, directamente el libro no venía conmigo a estos eventos porque sabía perfectamente que no iba a poder sacarlo de la mochila: jugar con los muchomásquehijos y perseguirles para que no se perdieran y/o lesionaran era más que suficiente.

Ahora que son algo más mayorcitos, procuro robarles un rato y dedicármelo a mí. Sobre todo después de comer. Después de comer, yo me apago. Es una frase que me han oído decir desde siempre. Y es que es verdad: soy de esas personas a las que la digestión deja en modo stand-by. No puedo hacer nada que requiera usar el cerebro después de comer, lo digo en serio.

¿Qué necesitas para pasar un día agradable en el campo?

Elegir el lugar:

Ya os lo he dicho antes, no tenemos que ir muy lejos. En casi todas las ciudades hay parques que nos pueden servir para pasar unas horas en contacto con la naturaleza: en Madrid podemos visitar El Retiro, la Casa de Campo si queremos algo menos urbanita, la pradera de San Isidro. Y esto por mencionar los tres que se me han venido a la cabeza sin pensarlo demiasado.

Ahora, por suerte, hay muchos espacios vedes en los que podemos hacer un picnic sin tener que viajar demasiado. Elige el que se adapte más a ti, a tu familia y al tipo de excursión que quieres.

Y si no, pues lo dicho: cogemos el coche y nos vamos a zonas más rústicas. Ya iremos encontrando un elenco de lugares para pasar el día y os los iremos contando, ya 😉

Ponte ropa cómoda

La que quieras, no hace falta que compres nada especial para ir de picnic. Unos pantalones cortos (o largos, según tu gusto y la temperatura), un calzado cómodo y una camiseta. Si refresca, una sudadera. ¿Para qué necesitas más?

Mira cuantas formas hay de vestirse para salir al campo.

Si vas en el coche yo soy de meter un impermeable o un chaleco porque en esta época nunca se sabe.

Y si los muchomáquehijos son pequeños, yo haría una mochila con ropa de repuesto. Especialmente si no hace demasiado calor: nadie está libre de tener un accidente y echarse la comida encima o caerse de culo en el riachuelo o en un charco. Te lo digo yo, que tengo ya casi 13 años de experiencia como muchomásquemamá…

La comida: menú de picnic

Según donde vayas, puede que tengas la opción de comprar algo de comer allí, pero seamos sinceros: te vas a gastar un dineral y vas a comer un bocata guarrindongo y unas patatas fritas de bolsa con un refresco.

¿Sí o no?

Pues en Mucho más que mamás os hemos preparado un menú con ideas para comer de picnic. Son sugerencias buenas, bonitas y baratas. Sí, sí, de esas que tampoco vas a tardar una eternidad en preparar, que puedes comer frías sin que dejen de estar ricas y que van a conseguir que tu familia y tú seáis la envidia de todos los excursionistas domingueros 😉

Descárgate el menú de picnic aquí. ¡Es gratis!

picnic menú para picnic

Además de la comida que elijas, recuerda llevar fruta (un par de piezas por persona, que luego llega la hora de merendar y ya nos conocemos) y agua. Eso como mínimo. Puedes incluir también alguna barrita energética, sobre todo si la idea es hacer alguna ruta y no sólo tirarse a la bartola. Y frutos secos. Los frutos secos dan mucha energía y son un alimento muy saludable. Son perfectos para estos momentos en los que necesitamos un empujoncito y un subidón de fuerzas. Ocupan y pesan poco y son muy nutritivos. ¡No te olivdes de los frutos secos!

No te olvides

Otras cosas que no debes olvidar para que tu día de picnic sea un éxito:

  • Protector solar.
    Mucho cuidado con estos primero soles que son muy traicioneros: estamos todos deseando que los rayos del sol nos acaricien y, si no andamos con ojo, nos quemaremos.
  • Gorras, gafas de sol y otros accesorios para protegernos.
  • Una manta o esterilla que podamos extender en el suelo para sentarnos a comer o tumbarnos a descansar.
    La hierba pica (sí, sí, pica), tiene bichos o, en ocasiones, está húmeda y se nos moja el culo. Venden unas mantitas muy monas y nada caras que tienen la parte de abajo aislante. Se enrollan y no ocupan demasiado. Nosotros llevamos una siempre en el coche.
    Nota mental: hay que renovarla, que está hecha un asco.
  • Navaja y otros accesorios para comer.
    Eso ya depende de lo cuquis que seáis 😉
    Nosotros tenemos desde hace varios años una nevera con ruedas que incluye un juego de platos, cubiertos y hasta copas de plástico. Tiene su tabla de cortar, sacacorchos, ¡muy completa!
    Lo bueno es que está siempre en su bolsillo y no tenemos que prepararlo cada vez porque estoy segura de que la mitad de las veces se me olvidarían cosas.
    Cuando vamos de ruta no la llevamos, claro. Nos conformamos con una mochila más ligera y con las manos para comer. Imprescindible imprescindible: la navaja.
  • Una bolsa de basura para ir echando en ella todos nuestros desperdicios. Ya los tiraremos cuando volvamos a la civilización, pero queremos parques, jardines y bosques sin una pizca de basura.
  • Cositas para entretenernos: balón (aunque a nosotros nos sirve mucho más el frisbee), algún juego de mesa versión portátil o baraja de cartas… En fin, lo que a vosotros os sirva para pasar un rato descansando y sacándole partido a la mantita.
  • No está de más incluir alguna loción contra las picaduras de insectos, una barrita de árnica por si hay algún golpe y tiritas. Las rozaduras de los zapatos o zapatillas nos pueden estropear un bonito día de picnic.

¿Y tú? ¿Qué más incluirías en esta lista?

Con todo preparado, ya sólo nos queda desearos un feliz fin de semana. Y que aprovechéis para hacer alguna salida y disfrutar de la primavera.

Firma Verónica-muchomasquemamas

5 comentarios sobre “¿Nos vamos de picnic? Ideas para comer al aire libre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × dos =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.