Juegos de bolsillo

Juegos de bolsillo.

¿Jugamos, mamá?

Desde que hemos descubierto en casa los juegos de bolsillo, cualquier sitio es bueno para echar una partidita. Porque vamos a ver, ¿qué les pasa a los muchomásquehijos cuándo salimos de casa y les alejamos de su medio natural? (Veáse y entiéndase ese ‘medio natural’ fuera de casa y lejos de sus consolas y de la tele). Pues que muchas veces se aburren. Y, por desgracia, hoy en día, los niños y menos niños NO saben aburrirse. Eso es algo que yo les repito a los muchomásquehijos constantemente. Y es me pongo en plan ‘abuelo cebolleta’ a contarles mis batallitas de cuando yo era una muchomásquehija inquieta y con una gran imaginación. Vamos, que no me daba tiempo a aburrirme, y si en algún caso pasaba… ya ideaba yo algo para salir del paso. Si ya me decía mi madre… «tú el caso es no estarte quieta«. El problema es que en eso no he cambiado… y yo, lo de estar sin hacer nada…

Al lío, que me desvío del tema. El caso es que cuando hay que salir de casa, porque tenemos planes, los muchomásquehijos ya empiezan a sacar el morro. Y comienza la cantinela… «que me aburro», «déjame el móvil», «que me quiero ir ya», y un largo etcétera de quejas que, en muchos casos, llegan a ponernos al muchomásquepapá y a una servidora en el disparador.  Y claro, el móvil es muy socorrido, cierto. Me declaro culpable de ser una mala madre cuando, por no oirles y mantenerles entretenidos, les dejo el aparatito en cuestión un rato. El problema viene cuando ese rato se lo toman muy a pecho y luego no hay quién se lo quite.

Juegos de bolsillo para todas las edades.

Aquí entran en escena nuestros juegos de bolsillo.  Nuestros salvadores. Y, oye, que cada vez hay más. Y lo mejor… no ocupan nada. No pesan. Y los puedes llevar a cualquier parte. Desde dos hasta un número infinito de jugadores. Cuando tienes un bebé en casa es más fácil porque en la silla metes todo lo que se te pasa por la cabeza para entretener a la criatura, pero a partir de cierta edad eso es más complicado porque ya no tienes sillita de paseo (ay, la sillita de paseo, cuántas vidas han salvado como carro de transporte de objetos varios). Así que voy a contaros qué juegos nos llevamos nosotros cuando salimos de casa sin morir en el intento.

 

¿A qué juegan los muchomásquehijos fuera de casa?

Ya os hemos hablado de algunos como el Solitario de bolas al que hemos añadido, recientemente en casa, la versión más actual con las figuras en 3D y que mola un montón. Os aseguro que ayuda, enormemente, a desconectar del mundo. Para todas las edades y con un montón de niveles. Y por un precio muy asequible. El IQ Fit. Y el otro clásico de casa y, con diferencia, el más usado es el Rumikub de bolsillo que siempre, siempre, siempre, va en la maleta en vacaciones.

Pero voy a hablaros de los otros juegos de bolsillo que nosotros tenemos en casa.

 

Virus

Agotado. Sí, como lo leéis. Así está este juego en la mayoría de las jugueterías de medio país. Este, en concreto, ha sido pedido a la casa porque no hay stock. ¿Y qué tiene este juego para que todos los niños lo quieran tener en su casa? Pues cartas. No tiene más… pero es súper entretenido y divertido. Pueden jugar entre dos y seis jugadores a partir de 8 años (eso dicen las reglas, pero el muchomásquehijopequeño, que tiene 7 recién cumplidos, y es el dueño del juego… no veáis cómo controla). El juego consiste en formar un cuerpo humano con las cartas que vas robando y conseguir aislarlo de la pandemia para ganar. La astucia te ayudará a ganar a tus rivales. Y, por cierto, yo debo ser muy astuta porque soy la campeona indiscutible en mi casa… jajaja.

 

Totem

Un juego super divertido. Agilidad y atención. No necesitas más.  Aquí gana el que primero se quede sin cartas. Para ello tienes que ser el más rápido en coger el totem. Cada vez que juego no puedo parar de reir. Lo mejor de todo es que viene con una bolsa de tela para que lo lleves donde quieras. Pueden jugar entre dos y diez jugadores a partir de 7 años. Otra ventaja es que el juego dura 15 minutos por lo que los niños no se aburren de él.

 

Rush Hours

Hay dos variedades. El Junior para un jugador y el Shift para dos jugadores. Es un juego de lógica para grandes y pequeños. Con diferentes niveles de dificultad. Elige un reto y entre autobuses, camiones, coches de policía y demás vehículos, intenta sacar del atasco al camión de los helados en el menor tiempo posible.

 

Color Yam

Seis dados de colores, un lápiz y una hoja de control. A partir de 8 años. Podrán jugar entre dos y cinco jugadores. Consiste en alcanzar el objetivo que te marque el control con los colores de los dados. Tres intentos para conseguir los colores marcados y la máxima puntuación. Ojo, las casillas Yam te dan una segunda oportunidad para lograr el objetivo final.

 

Castillos y caballeros

Juego de lógica y atención para un solo jugador. A partir de 8 años. Con 80 desafíos de diferentes niveles de dificultad. Solo hay una solución correcta. Elige tu nivel de desafío y dale al coco. Con este juego te puedes pasar las horas muertas, porque engancha, os lo aseguro.

 

 

Tip Top Clap

Es un juego de memoria. A partir de 6 años. Pueden jugar entre dos y cinco jugadores. Cada carta indica el ruido o mímica que los jugadores tienen que realizar. El juego consiste en memorizar todas las cartas que van poniendo en el montón todos los jugadores. Pierde el que no los recuerde todos en el orden en el que van saliendo. La duración del juego la marcan los propios jugadores.

 

Podéis encontrar estos juegos en cualquier juguetería. Aquí en Salamanca hay una juguetería, que a nosotros nos encanta, que se llama Títere. Con un montón de juegos educativos para todas las edades. En Palencia, la ciudad del muchomásquepapá, nos surtimos en la juguetería Cábala. Pero seguro que en vuestras ciudades hay un montón de jugueterías especializadas en este tipo de juegos. Y si no, siempre podréis adquirirlos por internet.

Os dejo que voy a echar una partidita al Totem y otra la Virus… que nos tienen enganchados 😉

 

Jugad y disfrutad como niños. Y no os olvidéis de sed felices.

 

firma

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciocho − uno =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.