Los padres de sus amigos son mis amigos

Los padres de sus amigos son mis amigos. Sí, los padres de los amigos de los muchomásquehijos son ahora nuestros amigos. Y, si no, que levante la mano al que no le ocurra. Cuando no tienes familia y dispones de todo el tiempo del mundo para hacer lo que te apetezca, es fácil organizar quedadas con tus amigos de la infancia, de la universidad, o del barrio. Cuando llegan los muchomásquehijos la cosa cambia.

Tengo la inmensa suerte de tener muy buenos amigos. La pega es que no nos podemos ver con la frecuencia que nos gustaría. A mis mejores amigos les tengo a unos cientos de kilómetros. Y nos vemos de guindas a brevas. Por suerte, el día que nos vemos es como si no hubiese pasado el tiempo. Y gracias a las nuevas tecnologías estamos conectados casi a diario.

Me pongo fechas y aprovecho viajes para poder vernos, porque de lo contrario no nos veríamos nunca. De hecho, este viernes, las muchomásquemamás de este blog nos hemos reservado un tiempo para nosotras, porque vivir en ciudades distintas complica que nos podamos ver tanto como nos gustaría

Por otra parte… La última vez que conseguimos juntarnos todos los amigos (somos un grupo de más de 30 con los peques) fue gracias a la cena que hacemos por Navidad. Está instaurada porque si no, puede pasar más de un año sin que nos veamos todos. El resto del año, son mini quedadas con los que cuadramos porque es más que complicado. Y no sabéis lo que se agradecen aunque sean minis.

La cosa va así

Los muchomásquehijos empiezan el cole y conocen a sus amigos y tú, por ende, empiezas a hablar con sus muchomásquemamás.

Empiezan los cumpleaños con sus amiguitos, las extraescolares…. y esas muchomásquemamás de conversaciones banales a la puerta del cole se empiezan a convertir en tus amigas de whatsapp con las que compartes experiencias y hasta confidencias.

También están los muchomásqueamigos de las actividades deportivas. En nuestro caso el fútbol. Y, gracias a este deporte, tenemos gente en nuestro día a día que merece muy mucho la pena. 

Y entonces comienza una nueva etapa con la que disfrutar. Comidas de fines de semana. Fiestas de cumpleaños de los muchomásquehijos que se convierten en fiestas de cumpleaños de muchomásquepadres. Excursiones y viajes en familias. Salidas por la noche sin niños (vale, menos de las que deberíamos)… Porque sí, porque son los padres de sus amigos, pero ahora ellos también son tus amigos

Siempre se ha dicho que los amigos son la familia que se elige y gracias a los muchomásquehijos nosotros hemos elegido a unas familias que cada día son más especiales para nosotros. Con los que compartir grandes momentos.

Asi que, a parte de todo lo que aprendemos de nuestros muchomásquehijos, hemos de agradecerles además que pongan en nuestro camino a personas tan especiales. Y espero que, al igual que nosotros, sepan conservar esas amistades que comienzan en la infancia o adolescencia y son para siempre.

Aprovecho para agradecer a todos mis amigos el estar ahí siempre a pesar de la distancia que nos separa y la que, a veces, ponemos nosotros por falta de tiempo, que no de ganas. Os quiero chicos.

 

¿Lo intentamos hacer más fácil?

Seguro que si nos planificamos bien conseguiremos hacer más fácil poder quedar con nuestros amigos. ¿Cómo? Pues con nuestros planificadores semanales. Mira, echa un vistazo por si aún no los conoces…

Ademas, son descargables e imprimibles. Si quieres tener el tuyo solo tienes que pinchar aquí.

SEMANA 41

 

¿Vosotras también habéis descubierto nuevas amistades gracias a vuestros muchomásquehijos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × tres =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.