Menú económico para la cuesta de enero

Menú económico cuesta de enero-muchomásquemamás

Menú económico para la cuesta de enero.

La cuesta de enero es la cuesta más empinada que conozco. Lo cierto es que hasta hace muy poco yo no entendía bien eso de la cuesta de enero: en realidad, los gastos gordos de las navidades se hacen (al menos en mi caso) a principios de diciembre y yo no tengo costumbre de usar eso de los pagos aplazados. Siempre me ha parecido una cuesta mucho más empinada la de septiembre con todo el desembolso en material escolar para empezar el cole.

No hace mucho que he descubierto, será la edad, que eso de la cuesta se refiere no sólo a la economía, que también. Sino a que el mes de enero cuesta en su sentido más literal. Cuesta que se acabe, cuesta volver a una alimentación medio equilibrada después del absurdo de las navidades, cuesta por el frío: cuesta mucho la calefacción. Enero es en si mismo una cuesta, ¿qué le vamos a hacer? Ya veis lo que nos ha costado a nosotras volver a aparecer por aquí después de las fiestas… no digo más.

Por eso os hemos preparado un menú muy apropiado para la cuesta de enero, con recetas baratitas y fáciles de preparar que, yo no sé vosotros, pero a mí con estos días grises sólo me apetece jugar al monopoly con los muchomásquehijos y ver pelis debajo de la mantita. Aunque hay muchas más cosas que hacer en invierno cuando hace mucho frío. Mira todas estas ideas 😉 

Menú económico para la cuesta de enero

Menú económico cuesta de enero-muchomásquemamás

Hemos cambiado un poquito el formato del menú para darle alegría y para no hacerlo tan aburrido, siempre igual. Decidme si os gusta más este o el anterior.

Algunas recetas, las más complicadas, están enlazadas en el propio menú que os podéis descargar de forma totalmente gratuita aquí. Para las demás, si tenéis alguna duda, podéis preguntarnos sin problema y os diremos cómo hacerlas u os enviaremos la receta completa.

Había pensado ponerlas todas aquí, pero me parece un poco pesado hacer un listado de recetas, ¿qué opináis vosotros?

Tips para completar estos menús:

En el menú de esta semana sólo hemos puesto los platos principales.

Recordad que todas las comidas tienen que ser equilibradas y completas. Para ello:

  • en los desayunos:

Incorporad siempre una pieza de fruta o un zumo si os gusta más. La fruta entera tiene la ventaja de tener toda su fibra, pero es verdad que a veces entra mejor un zumito. Se puede ir alternando.

Yo no sé prescindir de mi café con leche calentito en el desayuno. Si a vosotros os pasa igual, pues adelante. No os hablo como nutricionista, que conste. Seguro que alguno le encuentra alguna pega a esta afirmación 😉 Sólo os hablo como una muchomásquemamá que necesita cafeína para comenzar el día.

  • en las comidas y en las cenas:

He procurado seleccionar platos acordes a la época del año: calentitos, de cuchara o verduras de temporada que son las que podemos encontrar a mejor precio y en mejores condiciones organolépticas.

Y, ¿cuáles son las verduras de temporada?

Os aseguro que hasta hace bien poquito, hasta que empezamos con nuestro huerto urbano, yo tampoco tenía ni idea. Pero no pasa nada, nadie nace aprendido.

Para que lo tengáis claro a la hora de ir a la compra, en invierno deberíamos dejar de lado berenjenas y calabacines, tomates y pimientos. Las verduras de invierno son en general las coles (en todas sus variantes: coliflores, repollos, brócolis, romanescu, coles de Bruselas…) y las verduras de hoja: (espinacas, acelgas, lechugas, etc.) Puerros, algunas variedades de cebolla, rabanitos y otros productos del estilo pueden cultivarse también dependiendo de la zona. Y siguen en muy buenas condiciones las patatas y calabazas que, aunque suelen recogerse antes, aguantan meses si se conservan en condiciones óptimas.

Siempre se puede también recurrir a las verduras congeladas que suelen ser de muy buena calidad. Aunque a mí me gustan más, en general, las verduras frescas, sobre todo por la textura, veréis que en alguna de las recetas hemos usado verduras congeladas.

En cuanto a la fruta, el invierno es una época un poco aburrida.

Lo mejor del invierno son las mandarinas (que están a puntito de terminarse) y las naranjas. Además de las manzanas y los plátanos que, como nos vienen de las islas, mantienen la temporada más o menos estable durante todo el año. También podemos disfrutar aún de algunas chirimoyas y de las últimas granadas, pero quizá ya a un precio un poco más elevado.

¿Qué os parece este menú económico para superar, poco a poco, la cuesta de enero?

¿Preferís que lleven en enlace a todas las recetas en el pdf descargable como hemos hecho hasta ahora? ¡Nos encantaría que nos lo dijérais! Y que lo compartiérais con vuestros amigos, que seguro que les viene de perlas tener todas las comidas semanales organizaditas.

¡Feliz fin de semana!

firma Verónica muchomasquemamas

 

 

 

2 thoughts on “Menú económico para la cuesta de enero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte − 4 =