¿Personas tóxicas? No, gracias

¿Personas tóxicas? No, gracias. No en mi vida.

Me quiero, me siento bien conmigo misma y me valoro. Quiero a los demás y les cuido. Transmito alegría y energía positiva. Todo lo que no me ayude a sentirme plena…. ¡fuera! Una de las principales cosas para sentirnos bien con nosotros mismos es que nos queramos. Mucho.

Todo lo que reste y no aporte nada. Los malos rollos. Las quejas. Lejos. Y las personas tóxicas son lo primero que hay que alejar de nuestra vida.

 

¿Qué es una persona tóxica?

En pocas palabra y para entendernos todos. Una persona tóxica es aquella que nos hace daño, emocionalmente hablando.

Personas que no han madurado emocionalmente, inseguras, que necesitan estar cerca de alguien para entablar una relación absorbente que les permita descargar sus frustraciones. Son esas personas que restan energía. Personas que agotan y estresan.

Por desgracia están en bastantes más lugares de las que nos creemos. Y lo peor de todo es que no las ves venir. Cuando te quieres dar cuenta están metidas de lleno en tu vida, controlando y manipulando todo para que tú te sientas culpable.

¿Cómo descubrir a una persona tóxica?

  1. Aquellas que aporta negatividad y pesimismo a tu vida.
  2. Si solo piensan en sí mismas.
  3. Siempre  están criticando a los demás o a ti mismo.
  4. Van siempre de víctimas, el mundo entero está en su contra.
  5. No te aportan nada, te roban la energía o el tiempo.

Si conoces a alguien que cumpla todas estas características lo mejor que puedes hacer es decir basta y alejarla de tu vida. Lo de que restan energía es cierto. ¿Quién no ha sentido alguna vez que un día soleado y alegre se vuelve triste y gris solo con hablar con alguien pesimista? Eso es la negatividad. Se transmite sí. Y hay personas que con solo verlas caminar ya sabes si brillan por sí mismas y aportan energía o son todo lo contrario.

Aprender a decir NO te ayudará a alejarlas de tu vida. Y hará que te sientas mucho mejor. Aprende que en la vida recibimos aquello que toleramos, y hay comportamientos que no son tolerables y de los que debemos alejarnos. Tenemos que aprender a frenar y poner límites, y cuanto antes lo hagamos, mucho mejor.

Tenemos que hacernos respetar para que ese comportamiento intolerable no vaya a más y si es necesario, alejarnos de esa persona.

 

Mensajes positivos. Transmite buen rollo.

Yo, en mi despacho no dejo entrar la toxicidad. Un entorno bastante favorable para ese tipo de personas, pues es donde mayor índice de tóxicos nos podemos encontrar. Competencia, envidias, roces… Todo esto genera en muchos casos mal ambiente y, por tanto, favorece la aparición de las personas tóxicas.

Tengo el despacho empapelado con mensajes de positivismo. Buen rollo. Cada día intento cargarme de buenas vibraciones y eso me ayuda a pasar el día de buen humor. He aprendido a alejar a los tóxicos y si alguno intenta acercarse en demasía también he aprendido a poner freno. A fin de cuentas, venimos a trabajar en el mejor ambiente posible ya que pasamos aquí demasiadas horas como para frustrarnos desde primera hora.

¿A que si os pregunto por el compañero tóxico de vuestro trabajo todos sabéis quién es?  ¿Os cuesta identificarlo? Seguro que no. Pues aire. Sonrisa desde primera hora y optimismo a raudales. Si él o ella resta energía a los demás, que a vosotros os reconozcan por todo lo contrario. Por aportar luz y brillo. Os irá mejor y estoy segura de que vuestras jornadas van a ser mucho más llevaderas.

 

  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En vuestra mano está elegir. Yo ya lo he hecho, y como decía un famoso entrenador de fútbol «nunca negativo, siempre positivo». Si te lo dices cada día… acabarás creyendo en ello y ese será tu lema principal.

Estas dos muchomásquemamás han aprendido a echar a algún tóxico de sus vidas y os aseguro que la vida se ve de otro color cuando no los tienes cerca.

Sed felices. Recordad que es vuestra elección.

 

firma

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis − dos =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.