Protección solar

Hoy vamos a hablar sobre la protección solar.

Hola, me llamo Verónica y soy una muchomásquemamá pesada que persigue a sus hijos, crema protectora en mano, para protegerles de sol. Especialmente en verano. “Ponte la gorra”, “ven que te echo crema otra vez” o “ten cuidado no te vayas a quemar” son frases que podréis escuchar de mis labios con mucha mucha frecuencia.

Desde que comienza la primavera con sus primeros rayos de sol, yo voy con la protección solar en el bolso o en la mochila allá donde nos lleve nuestra excursión. Y desde luego, es algo que nunca nunca puede faltar en la maleta de las vacaciones.

protección solar melanoma

#QueelMelanomanoNubleTusMetas

Hace unos días Mucho más que mamás asistió, gracias a Madresfera, a un taller para aprender un poco sobre el melanoma y, de paso, nos llevamos algunas lecciones puestas sobre la protección solar.

Os lo cuento todo todito.

¿Qué es el melanoma?

Para quienes no lo sepáis, el melanoma es el tipo de cáncer de piel más agresivo. Se trata de un tumor que se origina cuando las células productoras del pigmento de la piel comienzan a crecer de forma descontrolada. Según se van desarrollando más células cancerosas, pueden originar un tumor y extenderse por otras zonas, afectando así a otros órganos del cuerpo. Por lo tanto, la prevención y la detección precoz juegan un papel fundamental en la lucha contra el melanoma, enfermedad que se diagnostica cada año en 15 de cada 100.000 personas. Y subiendo; es decir, que es una tendencia a alza con una incidencia ligeramente mayor en hombres que en mujeres sin que las investigaciones científicas hayan podido establecer un motivo.

El melanoma está muy directamente relacionado con la exposición al sol. No en vano, es en Australia y en Nueva Zelanda donde se da una mayor incidencia de casos. Así que, como he dicho antes, tanto la prevención como la detección precoz juegan un papel fundamental para evitar que las células cancerosas se acumulen y puedan extenderse a otras partes del organismo. Vemos cómo.

Prevención: protección solar

Lo primero de todo es tomar conciencia de que las radiaciones solares, son uno de los principales factores de riesgo. Tenemos que protegernos del sol. Pero no sólo en verano como solemos hacer. Vamos a ver algunos consejos:

  1. Evitemos el sol en las horas centrales del día. Sigue en vigor esa máxima que dice que cuando la sombra que proyecta nuestro cuerpo es más alta que nosotros, es seguro exponerse al sol. ¡Pero siempre con protección!
  2. Protejamos nuestra piel de las radiaciones solares.
    ¿Cómo? Pues además de evitar exponernos al sol, como hemos dicho antes, durante las horas de mayor peligro, cuando lo hagamos, tendremos que usar cremas protectoras adecuadas a nuestro tipo de piel y siempre con un FPS 30 como mínimo.  No nos olvidemos de los sombreros, que son nuestros grandes aliados (además, cuánto estilo nos dan 😉 ), de las gafas de sol y, si es necesario, de ir a la playa con ropa técnica con protección solar específica.
    Pon mucha atención y evita que los muchomásquehijos sufran quemaduras solares. Recuerda que la piel tiene memoria y las quemaduras reiteradas en nuestra piel pueden ser origen de un melanoma en el futuro.
    Y sí, aunque esté nublado, estas normas siguen vigentes.
  3. No usemos las cabinas bronceadoras (los famosos rayos UVA)

Mención especial a los deportes al aire libre

Y es que, hasta ahora, nos estamos centrando mucho en las precauciones que tenemos que tomar en verano, cuando nos vamos de vacaciones. Y creo que eso es algo que, el que más y el que menos, lo tiene ya interiorizado. Cada vez veo menos gente con quemaduras solares en la playa (salvo algún extranjero despistado que no sabe como se las gasta el sol del verano en España).

Pero, ¿qué pasa durante el resto de año?

Pues que salimos a la calle, paseamos y hacemos deporte. Muchos de nosotros al aire libre. El muchomásquehijo mayor y yo, por ejemplo, patinamos y lo hacemos en pista descubierta. O llega el fin de semana y salimos de ruta por la montaña. Muchos niños practican fútbol, que es el deporte estrella.

Y nos exponemos al sol.

Que levente la mano quien se protege adecuadamente del sol en estas ocasiones. Pues ya tenéis tarea: una vez adquiridos los hábitos durante este verano, vamos a intentar no perderlos sólo porque bajen las temperaturas. Las reglas de aplicarse una crema protectora adecuada a nuestro tipo de piel siguen vigentes a partir de septiembre también.

Los deportistas pasan muchas horas al aire libre. Muchas horas de exposición al sol. Tienen que protegerse de manera adecuada.

Detección precoz: autorrevisión de la piel y control de los lunares.

Existe una regla nemotécnica para identificar las señales comunes del melanoma. Es importante prestar atención a estos síntomas y acudir al médico si detectamos alguna anormalidad.

Se trata de la regla ABCDE:

A de asimetría. La mitad de un lunar o marca de nacimiento no se corresponde con la otra mitad.

B de borde: los bordes del lunar son irregulares, desiguales, dentados o poco definidos.

C de color. El color de lunar no es uniforme o tiene manchas marrones, negras, rosadas, azules o blancas.

D de diámetro. El lunar mide más de 6 mm. (Aunque algunos melanomas pueden ser mucho más pequeños)

E de evolución. El lunar cambia de color, de tamaño o de forma.

Si observas cualquiera de estas incidencias en tus lunares, visita a tu médico o dermatólogo. Ya sabemos que una detección precoz facilita el tratamiento y puede evitar que el cáncer se extienda a otros órganos.

Ya lo sabes: prevención y detección precoz para que #elmelanomanonubletusmetas

Firma Verónica-muchomasquemamas

 

 

 

 

Un comentario sobre “Protección solar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

6 − 3 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.