¿Qué da la felicidad?

Muchas veces nos encontramos ante la pregunta , ¿qué da la felicidad?. Hay quien puede pensar que la felicidad plena se consigue cuando tienes dinero para cumplir tus sueños. No creo que sea así.

Según vamos creciendo nuestras prioridades cambian. Cambian por la edad, sí, pero también por las cosas que nos van pasando a lo largo de los años. Entonces nos damos cuenta de que lo que de verdad es importante no se consigue con dinero.

La familia. Los amigos, los de verdad. El tiempo, que empieza a ser un bien muy preciado. La salud, la tuya propia y la de los tuyos. Sentirse bien con uno mismo y con los que están a tu alrededor. Los pequeños detalles…

 

 

¿Cuántas veces te has preguntado porqué tu compañero de trabajo, tu amigo o el vecino del quinto está siempre feliz? ¿Acaso su vida es mucho mejor que la tuya? Seguramente no haya mucha diferencia en eso, la diferencia radica en la visión e importancia que le puedes dar a las cosas.

Todos tenemos en nuestras vidas pequeños detalles que nos hacen sentir bien, que nos sacan una sonrisa. Son muy personales, en algunos casos,  y pueden hacer que un día gris se convierta en uno soleado. Y hoy, porque sí, me apetece compartir con vosotros algunos de esos detalles que a mi me dan esa pizca de alegría y felicidad, a parte de las que son, como he dicho antes, las verdaderamente importantes.

 

Los pequeños detalles que me hacen feliz

 

Mi perfume. Eau Thé Vert de Búlgari.

Esa quedada que llevamos planeando meses.

Cualquier película infantil en el cine en compañía de los muchomásquehijos. El lunes, Toy Story 4.

Las wishlist que quedan en el olvido, pero que me encanta hacer a menudo.

Respirar hondo después de una tormenta de verano.

Un Barceló Cola con amigos y gominolas.

Un «buenos días» acompañado de una gran sonrisa.

El olor de un libro recién abierto.

Esos «mamá te quiero más que a nada» antes de dormir.

Un trozo de chocolate con leche… porque sí.

Mi último tatuaje.

Anotar en mi libreta los detalles para mi próxima fiesta de cumpleaños.

Una Estrella Galicia bien fresquita.

Bajar la ventanilla del coche y respirar el aire al entrar en la provincia de Galicia.

Los mejillones gallegos. Al vapor, tal cual…

Ver las pelis de Harry Potter con muchomásquehijomayor y comentarlas.

Las locuras de mi work wife.

Una tarde de compras (aunque luego descambie todo).

Las llamadas inesperadas solo para preguntarme: «¿Qué tal estás?»

Un café. Cortado, por favor.

Aprender palabras nuevas. Serendipia, Petricor. Resilencia.

Cocinar con muchomásquehijopequeño… aunque se coma toda la masa de las galletas.

Descubrir un sabor nuevo. Y que me guste.

Organizar un viaje.

Ajo de sopas (en Palencia) y En la Parra (en Salamanca)

Andar descalza por la hierba recién cortada.

Un gol con dedicatoria.

Soplar un diente de león y pedir un deseo.

 

Podría seguir y esta lista sería interminable. La verdad es que se me contenta con poco, aunque los que me conocen dicen que, a veces, es difícil acertar conmigo, jajaja.

¿Y tú, tienes una lista de detalles que te hacen un poco más feliz o te ayudan a ello? ¿Nos la cuentas?

 

 

 

¿Nos organizamos?

Mientras tanto. Te dejo por aquí el planificador de agosto para los previsores que ya han estado de vacaciones y tienen que organizarse de nuevo en su vuelta a la rutina.

Recordad que pinchando aquí podéis descargarlo e imprimirlo.

Agosto

 

Nos vemos en septiembre. Sed felices y disfrutad de las vacaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diez − 9 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.