Siempre solidarios

Algo que nos caracteriza a los españoles es que somos solidarios. Mucho.

Ayer no tenía ganas de escribir. Fue un día triste. Después de 13 días de angustiosa espera, por fin, esos padres pudieron recuperar el cuerpo de su hijo. Cuando Julen, de apenas 2 añitos, cayó por el agujero de un pozo ilegal, el país entero se volcó con esos padres que ya habían tenido la desgracia de pasar por la perdida de otro hijo hace unos años.

Más de 300 personas han trabajado para rescatar al pequeño. El pueblo malagueño de Totalán ha abierto sus puertas a todos los que han necesitado alojamiento, comida, ducha, ropa… Las muestras de apoyo y esperanza han copado las redes sociales y la esperanza brillaba en los ojos de todos los que hablábamos de Julen los primeros días del rescate.

Aún yo, y seguro que alguno más, el viernes cuando me acosté tenía esa última pizca de esperanza. Creía que de verdad podía haber ocurrido un milagro y que el niño estaría vivo… Sí, porque yo soy de las que tienen fe y creen en los milagros. Pero no pudo ser. Y ayer amanecimos todos con la terrible noticia de que Julen había sido rescatado, sin vida, del agujero de 25 cm de ancho, a 71 metros de profundidad.

Si algo ha conseguido este pequeño durante estos días, a parte de unir a un país con muestras diarias de apoyo y solidaridad, es que los medios de comunicación hayan dejado a un lado la política, tema único y principal de este país de un tiempo a esta parte, y hayan dado importancia a algo tan humano. Julen, gracias a ti, muchos (en realidad todos los españoles), pero sobre todos los que tanto los critican, han podido ver que los Cuerpos del Estado SIEMPRE están ahí para ayudarnos. Policía Nacional y Local, Guardia Civil, Bomberos, Sanitarios, Salvamento… 

Y ellos contra la montaña

Y también están esos ocho grandes. La Brigada se hacen llamar. Los ocho mineros que han bajado hasta el sur para ponerse frente a frente con la madre tierra, sin luz natural, sin más oxigeno que el de sus bombonas de aire y sin más compañía que la suya misma y la de un compañero. Duro, ¿verdad? Mucho. Y lo hacen porque sí. Algunos dirán que es su trabajo, vale. Pero son voluntarios en esta desgracia y eso es mucho de agradecer.

Agradecer, el trabajo de estos ocho mineros y de todos los que desde el primer día no se han rendido en ningún momento, es lo que nos queda. Héroes sin capa que no buscan ni quieren reconocimientos de ningún tipo porque lo que hacen, lo hacen desde lo más hondo, desde el corazón y con toda la fuerza.

No dejéis, por favor, de leer este reportaje. Yo aún estoy intentando reponerme después de haberlo leído… y solo puedo decirles GRACIAS, porque ellos, aunque no lo quieran, sí son héroes. ‘Los héroes que no quieren aplausos y piden perdón’

 

Estemos orgullosos

Con todo esto se ha demostrado, una vez más, que España es un gran país del que sentirnos orgullosos por la solidaridad que envuelve cada acto o acontecimiento de esta índole. Y es que cuando hay que ayudar, arropar, acompañar… siempre, siempre, siempre hay gente, mucha, dispuesta a dar lo poco que tiene para los que de verdad lo puedan necesitar.

Estamos en un momento en el que nuestro país no hace a muchos sentirse orgullosos de él, pero si algo envidian fuera de nuestras fronteras es nuestro lado humano. La España solidaria. Y yo, me siento MUY orgullosa de ser española.

Solo espero que no tengan que ocurrir más desgracias como esta para que tengamos que darnos cuenta de lo grandes que somos.

Todos a una

Las muestras de apoyo y cariño desde ayer han sido innumerables en redes sociales. Muy emotivas y cargadas de sentimientos. Pero si me tengo que quedar con alguna, me quedo con esta de Alejandro Sanz, que me ha llegado al corazón.

Solo me queda decir que mucho ánimo a esos padres. Todo el del mundo, aunque las palabras poco ayuden en momentos tan duros como este. Y sí, no hay nada más duro en esta vida que perder a un hijo y, como bien dice mi amigo Manuel, ni siquiera existe una palabra en el mundo que defina esa pérdida.

Desde ayer, un ángel más está cuidándoles desde el cielo y dándoles fuerza para seguir adelante.

Duerme Julen. D.E.P.

 

La vida continúa a pesar de todo…

Y febrero está casi llamando a nuestra puerta. Así que id preparando el boli que seguro que tenéis un montón de planes y cosas por hacer durante los próximos 28 días (sí, y los 4 que quedan de enero, aunque esos seguro que ya los tenéis más que planificados).

Descarga e imprime el planificador de febrero pinchando aquí.
Febrero

 

 

Sed felices y disfrutad de cada día.

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 − 6 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.