Mucho más que mamás tatuadas

Mucho más que mamás tatuadas   Me llamo Amalia. Tengo 43 años. Soy madre y llevo tatuajes. ¡Horror! Sí, horror. Eso es lo que aún, hoy en día, piensan algunos. ‘¿Cómo puedes hacerte eso?’. ‘Estás loca, te vas a arrepentir’. ‘Estás en la crisis de los 40’. ‘¿Qué van a pensar cuándo te lo vean?’… Sigue leyendo