La sangre altera…

Sí, bien es sabido que la primavera la sangre altera, o eso me decía mi madre cuando yo era pequeña. El caso es que con los años he descubierto que, no sé si la primavera, pero los cambios a los que nos vemos sometidos influyen bastante y sí, en algunos casos nos vemos sobrepasados y, por Sigue leyendo

Cómoda, pero con estilo

Una de las cosas que aprendí cuando fui madre es que no debía olvidarme de ser yo, con algún cambio en  algunos de mis hábitos y un poco más de comodidad. Eso sí, con  estilo. Soy una fan de los tacones (no me bajo de ellos salvo que sea estrictamente necesario) ahora, cuando hay que dejarlos aparcados Sigue leyendo