Tarro para galletas {DIY}

Tarro para galletas

Llega la temporada de hornear galletas en casa.

A ver, esto es como todo. Cada uno hornea galletas o lo que se le antoje cuando le venga en gana. Yo tengo una premisa y es que el horno en verano, salvo que sea cuestión de vida o muerte, no lo enciendo. No es por ahorrar, no, es por no morir en el intento con tanto calor. Que bastante se sufre ya estos meses. Y ahora es cuando la otra mitad, o sea Verónica, con tilde en la o, salta en defensa del verano y sus asfixiantes calores… Yo es que soy más de un clima cálido pero que no supere los 30º. Pero este es otro tema…

Como os decía. Centrémonos. Llega la temporada de hornear galletas… en mi casa. De llenar la cocina de olor a mantequilla, vainilla, chocolate, naranja o lo que se tercie. Llenar las barriguitas de los muchomásquehijos y del muchomásquepapá de dulces caseros. Y, porqué no, de llenar tarros cuquis de estos deliciosos dulces.

Un momento. Tarros cuquis… Mmmmmmm, dejadme pensar…. Sí, tengo infinidad de latas donde meterlas, pero se me antoja (cómo no) hacer un tarro para verlas cada vez que entre en la cocina. Ea. Ya me he vuelto a liar… Si es que no tengo remedio. Y además tengo todo lo que necesito, así que ya no hay excusa. Además, ya os he picado. No voy a dejaros ahora con las ganas de un tarrito cuqui, ¿no?

Nuestro tarro galletero

Que levante la mano el que no tenga un tarro de cristal grande guardado por casa. O algún familiar, amigo o conocido que pueda cedernos uno. Yo utilizo los de las aceitunas grandes. Pero grandes, grandes. De esos que vienen llenos de aceitunas y pepinillos. Una vez conseguido el tarro el resto está chupado.

Qué necesitamos

  • 1 tarro grande (grandísimo) de cristal
  • Rotulador permanente
  • Pintura acrílica
  • Spray plateado
  • Plantilla con la tipografía que queráis (con la palabra galletas, obviamente)
  • Pincel
  • Cuerda
  • Pinza de madera pequeña
  • Pizarra pequeña
  • Silicona y pistola

Lo primero y más importante, lavad y secad bien el tarro. Le quitamos todas las pegatinas con alcohol para que quede liso por fuera, sin pegotes de pegamento.

Pegamos la plantilla por dentro del tarro para que no se mueva al ‘calcar’ las letras. Con un rotulador permanente las marcamos por fuera del tarro. Las pintamos del color elegido y dejamos secar.

Hacemos lo propio con la tapa. Yo usé pintura en spray porque es más cómodo y queda más uniforme que con el pincel. Dejamos secar completamente.

Vamos con la cuerda. Ponemos un pegotito de silicona caliente y pegamos un extremo de la cuerda. Vamos enrollando la cuerda alrededor del tarro. Según como sea de gruesa la cuerda vais a necesitar más o menos vueltas. Yo perdí la cuenta de las que le di, pero tampoco queremos forrarlo entero, así que la dais el grosor que más os guste. Ponemos otro pegotito de silicona y pegamos el extremo libre de la cuerda.

Si queréis podéis poner un adorno o dejarlo así, sin más. Yo he puesto una pinza pequeña de madera debajo de las letras con una pizarrita para saber de qué son las galletas. Podéis pegar un detalle de madera. Una galleta hecha con cartón o goma eva… Echad a volar vuestra imaginación. Seguro que os quedarán preciosos. Me encantará ver los vuestros… ¿me los enseñáis?

 

Vamos a marcarnos unas galletas caseras

Y ahora me diréis, ‘vale, tenemos el tarro. ¿Y las galletas?’ Bueno, pues las galletas igual de sencillo. Ya sabéis que en Mucho más que mamás, además de mamás, somos (un poco) chefs en los ratos que nos quedan libres. Tenéis un montón de menús descargables que os hemos ido poniendo todos estos meses. Bien, pues hoy le toca el turno a las galletas. Un par de recetas sencillas para ir abriendo boca y prometemos un especial galletas en breve, ¿vale?

¿Qué os parece empezar por unas carrot cookies? Vamos, lo que vienen siendo galletas de zanahoria. Si sois más  de andar por casa, podéis animaros con las tradicionales galletas de mantequilla. ¿Intolerancias o alergias alimentarias? No pasa nada, aquí os dejamos unas galletas integrales de espelta. Si lo tuyo es darle forma a todo, atrévete con estas galletas en espiral.

Si os engancháis a esto de hornear galletas, podéis ver estas y muchas más en nuestros otros blogs. Cocinando para mis cachorritos y Cuadernos de cocina. Pero nos queda pendiente hacer un recopilatorio con las mejores, así que no os apuréis.

 

Y, como es domingo, la entrada viene además con un par de extras. El planificador mensual y el semanal.

No vamos a perder las buenas costumbres. Total, para lo que nos queda de año, tampoco vamos a dejar de hacerlo a estas alturas, ¿no? Jajaja. Además, sabemos de buena tinta que es un recurso que a muchas de vosotras os encanta así que… ¡¡ahí va!!

Semana 43, madre mía. estamos a poco más de 9 semanas para terminar el año… ¿Ya? ¿Así, sin más? Volando es poco para como ha pasado este 2018.

Bueno, vamos a tope con estas últimas semanas del año. Aquí tenéis el enlace si os apetece descargar el planificador de esta semana.

SEMANA 43

 

Y como sabemos que a muchas os gusta más planificar a mes visto porque os organizáis mejor, aquí está el enlace para la descarga del plani mensual.

Planificador Noviembre 2018

 

Esperamos que disfrutéis con la entrada de hoy.

 

Pasad la tarde en casa, arropadas por el calor del horno y con el olor a galletas recién horneadas que inundará vuestras cocinas. Os va a encantar…

Y no os despistéis mucho que la muchomásqueagenda ya está aquí… y si aún no te has enterado aquí mismo te lo explicamos todo para que puedas conseguir la tuya.

Un comentario sobre “Tarro para galletas {DIY}

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 5 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.