Tarta exprés

Tarta exprés.

Hay cumpleaños que te pillan a pie cambiado, pero no puedes dejarlos pasar. Algo así me pasó el Jueves Santo (día complicado para celebrar una fiesta en mi casa) con el cumple del muchomásquehijomayor. Así que me puse manos a la obra y fui improvisando sobre la marcha. Podéis ver la receta completa de la tarta aquí, si os apetece, pero a lo que voy es a la decoración.

 

 

Cuando se nos plantea hacer las tartas nosotras mismas (creo que el día que compre una mis hijos me echan de casa), vienen de golpe varias dudas. Primero de qué hacer la tarta en cuestión, que ya es una papeleta porque claro… no vas a repetir tarta. Eso es impensable en ‘cocinillas’ como estas dos muchomásquemamás… por lo menos en mi casa ni se lo plantean. Si ya la has hecho una vez, ve a por otra distinta.

Y luego viene el paso dos. Porque claro, la tarta sale del horno, pero ni se rellena sola, en el caso de que sea de bizcocho y haya que hacerle capitas y rellenos varios, ni mucho menos se decora sola. Que ya podría ella solita decir, «hoy me visto de fresas y nata» o «venga, que hoy tengo el chocolate subido, voy a enfundarme en un vestido de bombones y chocolatinas». Pero noooo, a nuestras cabecitas les toca trabajar casi más en este tema que en el anterior. Y es que teniendo claro el broche final, es más fácil dar con el relleno.

En esta en concreto, tenía claro que el tiempo jugaba en mi contra y no podía ponerme a hornear bizcochos, pensar en rellenos y terminar decorando la tarta como si de una obra de arte se tratase. Así que fui a lo fácil. Las tartas frías son muy socorridas, la verdad. Y al muchomásquehijomayor… bueno, y al pequeño, le encantan las tartas de Nutella, así que esa parte era sencilla.

La decoración, ha sido improvisada. El mismo día por la mañana, compré los bombones y los Mikado. Ya vería luego cómo los colocaba… Al final el resultado fue más que aceptable y la tarta les encantó. No me llevó mucho tiempo montarla, pues eran dos tartas de diferente tamaño y ya la doble altura le da algo más de apariencia. El resto… lo que veis en la foto.

 

Nuestras tartas de cumpleaños

Bueno, algunas, porque tenemos muchas más. Hay un montón de decoraciones sencillas y muy apañadas que podéis emplear en vuestras tartas de cumpleaños para salir del paso y quedar como unos artistas. Y si no, echad un vistazo a estas deliciosas tartas de cumpleaños que hemos seleccionado para vosotros:

No es necesario pasar media vida en la cocina para preparar una tarta. Ya veis que la imaginación ayuda mucho, así que echad a volar la vuestra y liaros la manta a la cabeza. En la próxima fiesta de cumpleaños, tú pones la tarta. 

Sed felices

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × uno =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.