Hoy todas somos Laura

Hoy todas somos Laura.

Hoy tenemos que volver a hablar de la rabia, de la indignación, de desgracia y de vidas truncadas. Y de miedo.

Miedo por ser mujer. Miedo de salir a la calle, de volver tarde a casa sola. O de no volver. Porque eres mujer y algún loco que no merece ser llamado hombre decida que tú no volverás a tu casa. O que volverás humillada. O violada.

 

todas somos laura

Hoy todas somos Laura

Y es que no hay derecho, no hay derecho a salir con miedo a la calle. No hay derecho a ser víctima y juzgada a un tiempo. ¡No hay derecho!

De verdad creo que sólo hay un camino: la educación. Educar en el feminismo a las muchomásquehijas, pero sobre todo y con mucho más motivo a los muchomásquehijos: que jamás sientan que por ser hombres merecen más que una mujer, que jamás sientan que por se hombres pueden tocar sin permiso, que jamás consientan a los demás hombres que lo hagan.

Unidas somos más, unidas somos más fuertes, pero no podemos ganar esta lucha solas. Necesitamos a los hombres de nuestro lado. Necesitamos que los hombres sean conscientes de sus conductas, que se den cuenta de que, puede que sin quererlo, hieren, ayudan a perpetuar situaciones que nos están matando.

Sí, porque nos están matando.

Hoy le ha tocado a Laura. Pero podía haber sido María, Marta, Victoria, Lorena, Eva o Isabel. No habría sido Mario, Víctor, Santi ni Pedro. No. Laura murió por ser mujer. Por atreverse a ir sola siendo mujer. Por irse a trabajar lejos de su casa siendo mujer. Por salir a hacer deporte sola siendo mujer.

Ya lo dije en otra ocasión y me reitero: mi aspiración es conseguir que mi hijo sea tan feminista como su hermana. Feminismo es igualdad, feminismo no es nosotras más que ellos. No hay un ellos ni un nosotras, ¡todos tenemos que estar del mismo lado!

¡Quiero a mis hijos igual de libres!

A los dos. Quiero una niña feliz, libre, una mujer empoderada, que pueda vivir su vida sin miedo a no volver a a casa. Quiero un adolescente libre, que pueda llevar el pelo largo -como lo lleva- y vestirse como le apeteza, que pueda vivir su vida sin miedo a no volver a casa. Y que jamás jamás jamás sea testigo de una situación de riesgo para una mujer y se mantenga al margen.

Mis deseos para 2019

Como he leído en internet, brindo por un 2019 en el que cada chico que salga vuelva a casa sin acosar, sin violar y sin matar a ninguna chica.

Ya está bien de poner el foco en las víctimas. Eduquemos a nuestros hijos a respetar a las mujeres no porque podría ser su madre, su hermana o su prima, ¡porque somos personas!

Hoy todas somos Laura, todas las madres somos la madre de Laura. Yo yo sé que a su madre no le va  a consolar esta ola de consternación. Yo sé que su madre ya no va a poder vivir como vivía antes.

Pero nos queda algo más que hacer por Laura: seguir luchando. Seguir educando. Seguir hasta que consigamos que todo cambie y que nuestras hijas puedan salir sin miedo a la calle. Hasta que ninguna se quede sin volver a casa. Hasta que ninguna mujer regrese humillada o violada.

#todassomosLaura #vivasnosqueremos #nosestánmatando

firma Verónica muchomasquemamas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × 5 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.